Los pecados de mi padre (2009)

Cine, Cine Latino | | Jueves 21/10/2010 a las 11:45 PM

Nicolás Entel produce y dirige este fabuloso documental enfocado en la relación entre Pablo Escobar, el narcotraficante colombiano más famoso del mundo, y su hijo, Sebastián Marroquín. Sebastián hace un recorrido por una infancia rodeada de lujo, una adolescencia marcada por el miedo y una madurez azotada por una culpabilidad heredada.

No es fácil ser el hijo de Pablo Escobar. Esto queda patente a lo largo del filme. A medida que pasan los minutos, Sebastián relata la vida de su familia a la sombra del que llegó a ser uno de los hombres más poderosos de Colombia, acunado bajo el manto del narcotráfico.

Queda claro que no es uno de tantos documentales sobre la figura de Pablo Escobar, su vida, sus crímenes y su muerte. Todo esto es sólo la circunstancia que nos presenta el argumento principal: el peso de llevar el apellido Escobar. No es, eso sí, una victimización de la familia, ni parece serlo. Más bien se muestra como un relato sincero narrado por el propio Sebastián Marroquín, quien tuvo que cambiar su nombre y su país –actualmente reside en Argentina- para tratar de llevar una vida normal.

Con cierto arrepentimiento, cargando a cuestas la culpa por los crímenes de su padre, Sebastián pide disculpas por las atrocidades cometidas, no las condona ni las excusa. De hecho, es muy explícito en su forma de pedir perdón a algunas de sus víctimas, tales como los hijos del ministro Rodrigo Lara Bonilla y del candidato presidencial Carlos Galán, ambos ejecutados por sicarios de Escobar, enviándoles primero una carta y posteriormente encontrándose con ellos, en una conversación que comienza con tensión nerviosa pero termina con comprensión y una visión optimista.

Lo más interesante de la película es el trasfondo, el mensaje que subyace bajo las imágenes y que queda latente en las palabras de Sebastián a través de su sufrimiento: los crímenes se pagan.

Tags: ,

Dejar un comentario