No me clones la tarjeta de crédito

Consejos, Finanzas | | Miércoles 16/02/2011 a las 4:30 PM

Una de las peores cosas que le puede suceder a un usuario de una tarjeta de crédito o débito es que se la clonen, y por tanto utilicen su tarjeta duplicada para consumirle el crédito.
Las tarjetas de crédito suelen tener una seguridad en la que el banco puede legar a reembolsar a su cliente el importe del dinero sustraído ilegalmente, sin embargo resultará algo más complicado reclamar cuando se trate de una tarjeta de débito.
En cualquier caso, tanto con crédito como con débito, será una gran molestia el llegar a sufrir este robo electrónico, de modo que a continuación detallaré algunos consejos a seguir para evitar el robo.

Mucha gente piensa que el robo habitual de la tarjeta de crédito se produce cuando se  utiliza un cajero automático y la tarjeta no vuelve a salir, de modo que para el robo, han instalado un pequeño aparato llamado skimmer que lee la banda magnética de la tarjeta.
Sin embargo hay otra manera de actuar que puede producirse en un establecimiento, como restaurantes, talleres, gasolineras,…, donde permiten el pago con tarjeta de crédito.
En estos casos lo que puede ocurrir es que, antes de pasar la tarjeta de crédito por el  cobrador de tarjetas, pueden pasarlo primero por otro lector de tarjetas, de modo que es cuando hacen la clonación.
De modo que cuando vas a un bar a comer y te traen la cuenta, no tienes que limitarte a dejar tu tarjeta de crédito  y esperar a que te traigan el recibo para firmarlo.
Te recomiendo que lleves personalmente la tarjeta o acompañes al camarero hasta la caja para que puedas ver como pasan la tarjeta por el cobrador.
Hay veces que el cobrador lo tiene situado en un punto bajo que no puede verse desde la posición del cliente, pero en cualquier caso has de decir;
– Quiero ver como pasas la tarjeta por el lector, gracias.

De este modo evitas el posible acto fraudulento que puedan cometer, es decir, sabrás que han pasado tu tarjeta una sola vez por el auténtico cobrador, de modo que como tu estás mirando no les das oportunidad para que la clonen.

Hay que tener en cuenta que una vez clonada la tarjeta, será complicado vincular al establecimiento con el acto de la clonación, es decir, que puedes tener una clara sospecha de que te hayan clonado la tarjeta de crédito en una gasolinera, pero prácticamente es imposible que demuestres tal hecho.

Tags:

Dejar un comentario