Correa para Correa

Supongo que todo tiene un límite, y hoy los ecuatorianos se sumaron al
Cuerpo de Policía Nacional de su país para protestar, unos por las
medidas específicas contra ellos, y la masa contra todo lo demás. En
este momento todavía no se ha resuelto nada y el presidente Rafael Correa permanece atrapado
en un hospital, flanqueado por las fuerzas armadas fieles al gobierno.
Lo que sí transluce de toda esta situación es que hay descontento en
Ecuador.

Deja un comentario