¿Deudas yo? ¡Ni muerto!

Los hay que prefieren vivir sin endeudarse, no usar las tarjetas de crédito y no comprar nada hasta que tengan el dinero para permitírselo.

No obstante, la mayoría de los consumidores tienden a extralimitarse en sus gastos cubriéndolos con tarjetas y adquiriendo una deuda que no podrán pagar ni muertos.

Pero, ¿qué sucede con las deudas de un fallecido? ¿Tienen sus acreedores alguna posibilidad de trasladar esa deuda a sus familiares?

En EE.UU. existe la denominada “Fair Debt Collection Practices Act”, la cual exime a los parientes de un fallecido de la responsabilidad de cubrir su deuda. O expuesto en otras palabras, el deudor se lleva sus facturas impagadas a la tumba.

Ahora bien, ¿qué sucede cuando el fallecido tiene una herencia pendiente de reparto? En este caso, sus bienes son empleados para cubrir esas deudas, y por tanto los herederos deberán conformarse con lo que quede tras ello.

Ahora bien, en estos tiempos de caos económico y deuda extrema, cabe la posibilidad de que no haya forma de que al morir un deudor pueda cubrir sus deudas. Como decíamos previamente, esas deudas quedan en un limbo sin garantías de ser cobradas.

Muchos hispanos, en cambio, no son conscientes de esto y acceden bajo presión a efectuar pagos a agencias de cobros. Gran parte de estas agencias emplean medios poco éticos y, lejos de informar a los familiares de la situación legal de la deuda, tratarán a toda costa de que ellos carguen con ésta.

Ante estas situaciones, hay que estar bien informado antes de proceden con las reclamaciones de agencias de este tipo.

No obstante, existen excepciones que también conviene conocer antes de rehusar pagar una deuda alegando que el titular de ésta ha fallecido. La deuda no queda exenta en caso de tratarse de una cuenta conjunta con el difunto, es decir, una en que la titularidad es de ambos (tampoco se es responsable cuando se trata meramente de un usuario autorizado).

Si tienes una deuda en conjunto con el difunto, como por ejemplo una cuenta de tarjeta de crédito que está a nombre de ambos, entonces tú sigues siendo responsable por esa deuda. Esto es sólo si ambos son titulares de la cuenta. Si sólo eres un usuario autorizado y no un titular, entonces no eres considerado como uno de los dueños y no eres responsable por la deuda.

Obviamente, para conocer todos los matices de la ley y su aplicación según estados o países, es mejor estar bien informado, la mejor herramienta para que no te engañen.

5 comentarios en “¿Deudas yo? ¡Ni muerto!

  1. buenos dias, tengo una duda y me gustaria que me la resuelvan. Yo soy española, Mis padres tienen deudas pendientes con varias entidades y no tienen ninguna propiedad ni nada a su nombre. Todo se encuentra a nombre de sus hijos (casa y coche), él se encuentra jubilado y mi madre no trabaja. Ya no pueden pagar a los bancos xq tienen 1 paga de pensionista para ellos 2. En el caso de que fallezcan,para quien es la deuda? tenemos los hijos que hacernos cargo de esa deuda en algun caso? Gracias por contestar y asesorarme.

    • Carla,
      El artículo hace referencia explícitamente a casos en EE.UU. Tu caso depende del país en que te encuentres, ya que la legislación vigente puede variar.
      Nuestra recomendación es que visites a un abogado en el país donde residen tus padres y/o donde las propiedades están ubicadas. Probablemente podrá aconsejarte acerca de las posibles implicaciones legales y los pasos a tomar en base al marco legislativo que les concierne.
      Gracias.

  2. Mi hijo falleció. Lo único que dejó fue una moto que no había terminado de pagar. Tenía más de un año de deuda. ¿Qué se debe hacer con ese vehiculo? No se puede usar por ser de una persona fallecida ni vender. ¿Cómo se puede regularizar ese asunto? Soy de Argentina.

    • Adriana, la legislación en este tipo de situaciones varía según países. Lo más apropiado es orientarte en el organismo pertinente en tu país. La “Fair Debt Collection Act” se aplica en EE.UU. y no necesariamente se corresponde con otras leyes similares en Argentina.

  3. soy de colombia.mi abuela fallecio.y quedo una deuda en el hospital.
    ¿estoy en la obligacion de pagar esa deuda? ¿o ya queda saldada con su muerte?

Deja un comentario