Exit Through the Gift Shop (2010)


Thierry Guetta es un peculiar francés que vive en Los Ángeles y al que le gusta filmar todo lo que pasa en su vida. Todo. Después de años y miles de horas de metraje, este documental dirigido por el artista callejero Banksy narra cómo Guetta se va introduciendo en el mundo del arte urbano, siguiendo de cerca de algunos de los graffiteros más importantes (obviamente, Banksy incluido).

La película no ganó el Oscar pero sí ha tenido una buena acogida, en parte por el aura de misterio que envuelve al reconocido Banksy. Lo más interesante es cómo Thierry Guetta comienza siguiendo a artistas y termina convertido en uno. Lo más absurdo es que este señor, aparte de pasear la cámara por donde camina como si de un tercer ojo se tratase, no aporta mucho más. Su arte es copiado, industrial, empaquetado, ridículo.

Quizás esa es la moraleja de la historia, lo absurdo de nuestra sociedad donde elevamos a personas a pedestales propios de los dioses griegos. Aunque eso ya lo criticó el dadaísmo a principios del siglo XX. Parece que no prosperamos.

Deja un comentario