¡Hora de hacer ejercicio!

El primer paso fue la comida. Orgánica, por supuesto. Esta semana, en cambio, decidí que era el momento de dar el segundo paso… el gimnasio. Yo, que me canso con sólo pronunciar la palabra, hice de tripas corazón y me puse a investigar on-line sobre “fitness”.

Curiosamente, encontré una foto muy llamativa que me llamó la atención y, honestamente, no sé si me hace reir o llorar.

Pues sí, escaleras eléctricas de acceso a… ¡un gimnasio! El colmo de la ridiculez, pero así son las cosas. Quizás pensaron que mejor no poner trabas a los clientes y facilitarles el acceso. Mi pregunta es: ¿las pesas se levantan automáticamente con un botón? ¿sirven donuts y chocolate en la entrada? Todo sea por mantener feliz al cliente, ¿o no? Sin duda, así conseguirán que la gente vaya más al gimnasio…


Pero bueno, yo aquí sigo en mi dilema. Mi propuesta es la siguiente: como no quiero pagar una membresía anual y después aburrirme o retractarme, pienso que comenzaré con ejercicios ligeros en casa y, si después de un tiempo sigo motivada con la actividad física, me apuntaré a algo más serio.


Al fin y al cabo, aquí el compromiso es conmigo misma. Ah, se me olvidaba: yo soy de las que tomo las escaleras tradicionales.



1 comentario en “¡Hora de hacer ejercicio!

  1. Hola, bueno yo voy al gym hace 3 años, hay veces k si da pereza pero vale la pena los resultados no se ven de inmediato pero si despues de algunos meses
    y siempre conviene mas la menbresia anual, xk si ya pagaste tienes k ir, yo hago eso justamente para sentirme obligada a ir todos los dias y me resulta…

    en mi gym tambien hay una rampa electrica , sta en el 2do piso de un centro comercial y ademas dentro de gym hay una cafeteria sirven desde jugos, batidos de proteinas, hasta pasteles…

Deja un comentario