Los girasoles ciegos

Los girasoles ciegos es la adaptación cinematográfica de la novela homónima de Alberto Méndez, en la que se narran cuatro historias enmarcadas en el período de posguerra en España.

La película, no obstante, sólo se centra en dos de las historias. Por una lado, nos habla del joven diácono obsesionado con la madre de uno de sus alumnos, mientras que por el otro relata la fuga de la hermana mayor del mismo niño, embarazada, junto con su novio, tratado de huir a Portugal para evitar caer en manos de los franquistas.

Como cualquier otra adaptación, es difícil exigirle a la película una absoluta fidelidad a la novela, pese a que sí logra en sí misma lograr sus objetivos.

La historia no sitúa en un contexto histórico en que el peso de la Iglesia lastra la cotidianidad de la vida en la posguerra, con el miedo, la represión y la carencia de libertades tras el triunfo de la dictadura.

No es una película común del mismo tema manido en miles de películas y reportajes… al menos a mi no me lo pareció. Me acerco a una realidad social de la época y me identifiqué con una familia golpeada por la opresión y condenada por sus ideas.

Maribel Verdú, al igual que Javier Cámara, aportan con su interpretación dos sólidas razones para no perderse la película, con guión de Rafael Azcona y dirigida por José Luís Cuerda.

Deja un comentario