Los niños de rosa y las niñas de azul

Por si acaso alguien no se dio cuenta, ya estamos en el 2010. No lo digo por los aniversarios, no sé si es un año de celebraciones, sino por la evolución. ¿Todavía estamos con eso de que el rosita es para niñas y el azulito para los niños? Por esa regla de tres, a las niñas aún se les regala muñecas y a los niños carritos.

Hoy ví a mis sobrinos y la verdad es que me dejaron boquiabierta. Ellos tienen sus carritos de carreras, sus películas del espacio y sus muñecos de Power Rangers. Pero, pero, pero… también tienen su cocinita con vegetales, frutas, carnes, latitas de conservas y cajitas de cereales. Por supuesto acompañado de algunas sartenes y otros instrumentos de cocina. En definitiva, todo lo que antes se consideraba de niña. ¿Acaso no son hombres los mejores chefs del mundo?

Ah, y si les cuento lo del cubo y la escoba eso ya es para morirse. El mediano agarra un paño, el chiquito la escoba y el grande… bueno, el grande solo da instrucciones. Pero ahi van, entre los 3 apenas llegan a 6 pies y se ponen a jugar a limpiar la casa. Pues bien, ¿o no? ¡Cuántas mujeres se morirían por un hombre que les ayude en la casa!

Pero bueno, yo los adoro y adoro que los estén educando con la mentalidad abierta.

Deja un comentario