El corrector

Nunca he sido objeto de demasiadas correcciones en cuanto a los términos que utilizo para expresarme, y si acaso alguna vez me han hecho saber alguna incorrección dialéctica que hubiera cometido, lo he advertido al instante y sin mayores inconvenientes he aceptado la corrección.

Sin embargo cuando he sido yo el que ha tenido que corregir los errores lingüísticos de otros he notado cierto aire de enojo enmascarado con sonrisa burlesca.

Puestos a hacer burlas considero que el corrector tendría prioridad a iniciar la mofa puesto que es él quien descubre la incorrección, así que en lugar de molestarse, pienso que “el infractor de la palabra” debería sentirse afortunado cuando otra persona le alecciona de manera desinteresada y a su favor.

De todas formas soy un corrector, pero no lo soy en el sentido estricto, es decir, tan solo me doy a conocer en este aspecto cuando la incorrección es tan evidente que incluso hace eco en mi tímpano antes de desvanecerse por completo.

Recuerdo a un encargado de una fábrica que tenía en un viejo trabajo. Creo que recordaré la frase literal que me dijo y por desgracia no podré olvidar;

“Cuando no haiga material me avisas”
Me quede unos segundos aturdido y le respondí, – “¿Cuándo no haiga?”

No me considero el tipo más inteligente del mundo, pero considero que una persona que está por encima de mi en un trabajo debería de ser más inteligente que yo, o al menos aparentarlo.

Otra palabra que suele retumbar en mis oídos cuando la oigo es el cambio de uso del adverbio de lugar “ahí” por el presente del verbo haber, “hay”.
En un ejemplo se ve más claro;
Voy hacia tu casa, a las 5 de la tarde estaré hay

Por tanto, aunque en ocasiones te esfuerces y actúes como “un corrector” siempre habrá gente que, incomprensiblemente, se molestará cuando lo hagas, en lugar de darse cuenta de que en verdad tus lecciones desinteresadas van a su favor.

“Never Say Never” (2011)

Justin Bieber es un ídolo de adolescentes, las cuales se agolpan en sus conciertos para conseguir ver a la estrella, aunque únicamente sea en la distancia. Se hacen llamar “Beliebers” y son absolutamente devotas al cantante. Se trata de una mezcla de talento, genes y una buena dosis de marketing.

La película “Never Say Never” narra el nacimiento de la leyenda (por mucho que nos duela, Justin ha alcanzado una fama similar a otros grandes músicos de la historia), comenzando por sus primeros videos en YouTube y cómo su madre tuvo que hacer frente a las dificultades. 

Tanto si te gusta Justin Bieber como si no, encontrarás este documental interesante al conocer cómo se descubrió su talento en internet y el proceso que le llevó para llegar donde ahora se encuentra. Lógicamente, la película está narrada bajo la perspectiva de quienes le descubrieron, así que tiende a mostrarse su lado más favorable.

Dedicada especialmente a sus fans, pero aceptable para el resto del público.

Acidosis tubular renal en niños: diagnosticar a tiempo.

La acidosis tubular renal es una enfermedad nueva en el diagnóstico pero más común de lo que se piensa, incluso la causa de que muchos niños no crezcan o se retrase su crecimiento y sean de talla baja.

El nefrólogo pediatra del viejo hospital civil de Guadalajara, México, y jefe del servicio, Jacob Sandoval detalla algunos de los síntomas:

“Son niños que por lo regular nacen con menos peso del esperado por la edad gestacional con la que nacen, son niños que desarrollan discreto reflujo esofágico y a veces intolerancia a la proteína de la leche. Eso les hace coliquito y de repente lloran y lloran y no saben porqué. Son niños que les suda la cabeza, son niños con dermatitis continua del pañal, como su ph es diferente hacen severas lesiones a veces.”

 Además, a estos niños les gusta la comida salada, condimentada y ácida, son de caracter fuerte y son muy cariñosos. La manifestación más visible es que no se gana peso y talla por lo que son niños chiquitos.

Esta enfermedad es curable pero se debe detectar lo más a tiempo posible para disminuir las complicaciones.

Afortunadamente, de las enfermedades del riñón, la acidosis tubular renal es de las más nobles, es curable y hay tratamiento, lo malo es que se desconoce y no se diagnostica por lo que las secuelas se hacen evidentes en su mayor expresión en la juventud, advierte el jefe de Nefrología pediátrica, Jacob Sandoval: 

“Se eleva colesterol y triglicéridos aunque hagan ejercicio y tengan una adecuada dieta, tienden a tener problemas del corazón e hipertensión secundaria a las lipidemias y después tienen ser diabetes mellitus, entonces lo mejor es evitar todo eso. Y que otras cosas son tambien tienen problemas en los huesos, osteoporosis u osteopenia que es secundaria a la acidosis que presentan.”

Con un exámen de sangre y de orina buscando bicarbonato y una visita al nefrólogo pediatra se puede determinar el diagnóstico.

El tratamiento se complementa con una alimentación adecuada orientada siempre por un nutriólogo clínico.

MONICA LOPEZ FONSECA

Battle: Los Angeles

Reconozco que soy muy aficionado a la ciencia ficción. Las invasiones extraterrestres, no obstante, son un tema manido, usado hasta la saciedad en miles de serie y películas, lo cual no necesariamente me desagrada. Me pareció interesante, acentuada por la amplia promoción que ha recibido, así que me animé a verla.

 

Al principio quedé sorprendido con tanta batalla, la película comienza rápidamente sin que apenas tengas tiempo a asimilar lo que sucede. De ahí, es una película bélica más, donde la trama es superficial y sin matices. No hay un claro objetivo, una estructura del guión, sino más bien disparos y explosiones a diestro y siniestro, con unos alienígenas poco elaborados, cuyo único fin parece ser exterminar a la raza humana sin que sepamos bien por qué. 

 

Lo primero, esto no es una película: es una batalla que dura alrededor de 2 horas y que bien pudiera haberse realizado sin guión alguno (quizás sólo tenían el título e improvisaron a partir de ahí). Lo segundo, refleja puramente la mentalidad humana: llegar a un lugar y arrasarlo por completo. No dudo que pudiera haber razas extraterrestres que se comportaran de esta manera destructiva, pero el modo en que éstos caracteres han sido ideados deja mucho que desear.

 

Escenas pobres, diálogos terribles y absolutamente ninguna razón para verla, si siquiera para aquellos que, como yo, sean aficionados al género.

 

The Cove (2009)

The Cove es uno de esos documentales que causan tal estado de “shock”, que te cambian completamente la perspectiva de las cosas.

A pesar de ser los delfines el centro del póster, esta no es una película para convencerte de la maravillosa especie que son estos animales, de su alto nivel de compasión y su indudable inteligencia. Para mi sorpresa el documental se centra en nosotros, los humanos, nuestra falta de compasión y nuestra dudable inteligencia.

La película es el testimonio de un equipo de profesionales  que se unen para filmar evidencias de la masacre de delfines que se lleva  a cabo desde hace varios años en una bahía de Japón.  El conflicto escala cuando se revela que el gobierno, la policía e incluso la seguridad del estado de Japón constituyen la barrera más difícil para llegar a la verdad del asunto. 

Rica en matices dramáticos, situaciones inesperadas, tensión, intriga y acción, “The Cove” te atrapa desde el inicio y te deja pegado y angustiado en un estado de suspenso, como si fueras partícipe de la expedición, de la atrevida aventura, de su justicia.

Te importen o no te importen los delfines, esta película te marca por dentro. Es uno de esos documentales ante los que no puedes permanecer indiferente.

 

FaceNiff, la aplicación que se cuela en Facebook.

Ya ha habido otras aplicaciones que “permiten” que te cueles en los profiles de Facebook de otras personas, lo cual además de poco ético, es un riesgo de seguridad para quienes son invadidos. Aparentemente, ahora existe una aplicación móvil para Android llamada FaceNiff que hace exactamente lo mismo.

Esta aplicación para Android se cuela en redes WiFi (incluyendo las encriptadas con WEP, WPA o WPA2) y te permite colarte en las cuentas de cualquiera que esté compartiendo esa misma conexión. En este momento, se dice que esta aplicación funciona para Facebook, Twitter y YouTube, aunque su creador afirma que pronto estarán disponibles otras redes.

En pruebas realizadas, FaceNiff permitió colarse en páginas de Facebook en menos de 30 segundos y postear mensajes desde el teléfono. Un gran riesgo para todos los usuarios.

Biutiful (2010)

La última película del director mexicano Alejandro González Iñárritu (autor de “Amores Perros” y “Babel”, entre muchas otras), se presentó en el Festival de Cannes de 2010 como una de las favoritas. Y por supuesto, no decepcionó, con Javier Bardem llevándose el galardón tras un año de descanso después de su merecido Oscar por “No country for old men” de los hermanos Coen.

 

Bardem no se resistió a trabajar con Iñárritu, aunque ya había rechazado recientemente su participación en el musical “Nine”, la cual al tiempo sirvió a Penélope Cruz para conseguir una nominación en Hollywood (pese a las pocas posibilidades reales que tenía de ganarlo este año). Así pues, Javier se apunta al filme del mexicano, con locaciones en Barcelona y alrededores, y en torno al cual se gestó un secretismo inusitado. Tanto, que casi no se sabía nada de él aún cuando ya el ex-compañero del director, el guionista Guillermo Arriaga, se estrenó como director con “The burning plain”, protagonizada por Charlize Theron y Kim Bassinger.

 

Pero volviendo a “Biutiful”, la película cuenta la historia de Uxbal, un padre abnegado que lucha por estabilizarse después de un fracaso sentimental, con una sensibilidad extraordinaria. Desde ese momento, se verá obligado a esforzarse por cumplir su papel de padre ejemplar y cuidar de sus hijos, haciendo las paces con el pasado, el cual no dejará de atormentarle.

Aprender inglés leyendo el periódico.

Bueno, no es un periódico tradicional. Es on-line. Y tampoco está únicamente pensado para dar noticias. Lo mejor que tiene Voxy es que ofrece la posibilidad de aprender inglés, subrayando palabras o frases que después lee en voz alta si haces clic sobre ellas. El concepto es interesante y, sobre todo, agradable, ya que dejas de lado el sufrimiento de aprender inglés con un método estricto y aburrido, algo que a lo largo de los años ha sido la meta de muchos cursos.

El servicio está disponible a través de Voxy.com e incluye acceso a noticias y audio de manera gratuita, además de cursos cortos de inglés basados en situaciones de la vida cotidiana. Si te animas a suscribirte, el precio es apenas $4 al mes, aunque si contratas un año te sale por $2 mensuales. Básicamente nada. El servicio de pago, premium, ofrece lo mismo que el básico, pero también incluye juegos para el aprendizaje, mensajes SMS para que puedas practicar el inglés en cualquier momento y lo que denominan Learn Social.