Post-it con estilo

Nadie discute lo práctico que fue el invento de los post-it. Uno escribe su notita, su idea, un mensaje, un teléfono o un e-mail y lo pega en la pared, la pantalla de su computadora o simplemente sobre el escritorio. Son de colores, llamativos y útiles, eso sin duda.

Pero lo cierto es que con el tiempo se han vuelto medio aburridas, ¿no crees? Para esos casos existen ya miles de opciones creativas para que tus mensajes tengan tu estilo particular, desde una manzana, una pera o una cebolla, hasta un muerto con un bolígrafo clavado en el corazón. Como lo oyes. Aquí van algunos ejemplos interesantes…

Deja un comentario