Prevenir las piedras en el riñón

Si alguna vez has visto a alguien sufrir un cólico causado por piedras en el riñón, o si tú mismo lo has experimentado en carne propia, seguro que estarás de acuerdo en que más vale prevenirlo. El dolor, equivalente según algunos al dolor del parto, debería ser razón suficiente para motivarte tomar unos sencillos consejos.

Para empezar, las piedras en el riñón se forman debido a una carencia de hidratación durante un período de tiempo prolongado. ¿Recuerdas la recomendación de tu doctor de tomar al menos 8 vasos diarios de agua? Es hora que la tengas en cuenta.

Algunos recomiendan el consumo de agua destilada, ya que carece de impurezas o bacterias, ayudándote a limpiar tu organismo. No obstante, bastará con que mantengas tu cuerpo hidratado, de una forma u otra.

Además del agua, también se aconsejan diversos jugos, como el de frutas del bosque o el de vegetales. El limón también te ayudará, y además puede resultar un refresco delicioso durante el verano si lo preparas como limonada.

Las gaseosas es algo que, por muchas razones, deberías eliminar de tu dieta. No sólo favorecen las piedras en el riñón por sus altos niveles de fósforo, sino que su elevado nivel de azúcar también contribuye a ello, aparte de ser una fuente desmesurada de calorías.

En cualquier caso, recuerda que debes hacer ejercicio regularmente. Media hora de ejercicios diarios mejorará tu salud general, fortaleciendo tu organismo.

Deja un comentario