Hábitos saludables para una larga vida

Salud | | Jueves 5/08/2010 a las 6:28 AM

Seguir unos hábitos saludables no sólo nos ayuda a sentirnos mejor, sino que podría prolongar nuestra esperanza de vida hasta en una década.

Nunca te saltes el desayuno. Como nos decían desde chiquitos, el desayuno es la comida más importante del día. Aun así, hay muchos que todavía piensan que no comer nada en las mañanas les ayudará a perder unas libras. Cuando te saltas el desayuno, tus niveles de azúcar en la sangre caen, privándote de nutrientes importantes y energía para el resto del día. Aquellos que desayunan encaran el día con una actitud más positiva en la escuela y el trabajo y rinden más.

Cuidado con lo que comes. Come muchas frutas y vegetales. Las frutas son frescas y jugosas, proporcionándote el líquido que necesitas para mantenerte hidratado, al tiempo que ofrecen las vitaminas y nutrientes de los que otros snacks carecen. Son saludables y dulces, además de contener antioxidantes que ayudan a prevenir el envejecimiento.

Come con regularidad. Saltarte comidas puede llevarte a un hambre desmesurada, a menudo resultando en comer de más. Cuando estás hambriento, es tentador saltarse una nutrición apropiada. Comer snacks puede ayudarte a sobrellevar el hambre entre comidas, pero no dejes que sustituya una comida completa.

Deja de fumar. Los estudios demuestran que al dejar de fumar puedes restablecer las funciones de tu corazón a unas condiciones similares a los años en que no fumabas. Respirarás mejor, reducirás tu posibilidad de enfermedades del corazón, cáncer y más. Por supuesto, si no eres fumador, aléjate de aquellos que sí lo son. Los fumadores pasivos están igualmente expuestos a riesgos: no dudes en decirle a aquellos que fuman que no lo hagan delante de ti.

Haz ejercicio a diario. No tienes que ser un deportista profesional, pero sí puedes tomarte 15 ó 20 minutos para hacer algo de ejercicio cada día. Camina, baila, sal a correr, juega a fútbol o cualquier otra cosa que haga que tu corazón se mueva por un tiempo.

Duerme. Dormir al menos 8 horas cada noche puede alargar tu vida. Tu cuerpo necesita tiempo para “recargarse” cada noche y poder comenzar fresco y llego de energía para enfrentarse a un nuevo día.

Dedícate tiempo. Toma algún tiempo de tu ocupada agenda. Cuando lo hagas, elimina cualquier posibilidad de intromisión: desconecta el teléfono y apaga el celular si hace falta. Cierra los ojos, respira profundo y deja que tus pensamientos floten. Puedes practicar meditación o yoga, o relajarte en un baño caliente con aromaterapia. Cuando te llegue un pensamiento, aléjalo flotando a la deriva.

Tags: , ,

Dejar un comentario