We’re the Millers

Un traficante de poca monta acepta un trabajo difícil: transportar un cargamento de droga desde México hasta EE.UU. Para conseguirlo, tratará de pasar desapercibido como un hombre de familia, usando a una striper como esposa, un ingenuo adolescente como hijo y una problemática chica como hija.

El resultado es una comedia hilarante con un guión lleno de giros divertidos, digno de ver. La trama es bastante previsible desde un inicio, aunque lo importante en este tipo de filmes es que puedas reírte a gusto, en cuyo caso el objetivo está cumplido.

We're the Millers

Frases célebres de niños.

Los niños tienen cosas ingeniosas, sorprendentes, que en ocasiones contradicen toda lógica de los adultos. Estas frases han sido recopiladas por la Editorial Aguilar en una serie de libros, “Frases célebres de niños”, de Pablo Motos y que se puede encontrar en Amazon por $13.62. El contenido y las frasecitas no tienen desperdicio.

Eva, 6 años

El padre de Eva le preguntó: «¿Tienes ganas de que empiece el colegio?». La niña le respondió: «No». «¿Y por qué?», insistió su padre. Y Eva le dijo: «Porque nos ponen deberes y luego ni nos pagan ni nada»

Manu, 7 años

El padre de Manu le hizo una sopa para cenar y le dijo: «Cómetelo, que está muy rico». El niño tomó dos cucharadas y le contestó: «Papi, tú y yo tenemos gustos distintos»

Mª Nieves y Alberto, 8 y 5 años

Pensando que nadie les oía, Alberto preguntó: «¿Dónde está papá?». Su hermana Mª Nieves le contestó: «Pues no lo sé». Después de unos segundos dijo Alberto: «Se habrá muerto».Y contestó su hermana: «No, no…No se ha muerto; si no, estaría todo lleno de sangre»

Juana, 5 años

Un día Juana intentaba ponerse las zapatillas sola, y le preguntó a su madre: «¿Ésta en qué pie va?». Su madre le contestó: «En éste».Y la niña dijo: «Vale. ¡El otro no me lo digas!

David, 2 años y 1 mes

Cuando iba a nacer su hermana, le dijeron a David que iba a tener una hermanita con la que podría jugar…

Cuando nació, David fue a la clínica y, al verla en el cuco, preguntó: «¿Y con eso tengo que jugar?

Jaume, 5 años

Jaume estaba harto de que lo confundieran con su hermano gemelo, así que un día le dijo a su madre: «Mamá, ¿por qué yo conozco a la gente pero a mí no me conoce nadie?»

Celia, 3 años

Celia quería jugar con su primo a cuentos de princesas, pero él no quería ser príncipe, ni caballero, ni nada, así que ella muy enfadada le dijo: «Vale, sé tu mismo y abúrrete»

Clara, 3 años

Clara estaba con su madre en la entrada del cine. Era Navidad, estaba a tope de gente y su madre la llevaba de la mano. De repente la niña le dijo: «Mami, por favor, cógeme en brazos que aquí sólo veo piernas»

Luis María, 4 años

Esta es la definición de Luis de diarrea: «¡Mamiiiiiiiiiii, ven, que he hecho una caca de pedo!».