Flan de almendras: fácil y rápido en microondas

En apenas 15 minutos podemos preparar un delicioso flan de almendras en el microondas. Un riquísimo postre así de sencillo, fácil y barato.

Ingredientes:

¼ de libra (100 gramos) de almendras crudas

4 huevos

1 bote pequeño de leche condensada

vainilla

¼ de libra (100 gramos) de azúcar

¼ de galón (½ litro) de leche entera

Elaboración:

El primer paso es mezclar las yemas de huevo con la leche condensada. Posteriormente se añaden las almendras junto con la leche entera. Se bate la mezcla completamente, preferiblemente con batidora. Tras hacerlo, ya podemos añadir las claras de huevo batidas a punto de nieve, mezclándolo todo a mano.

En un molde para flan, se vierte la crema resultante y se cuece en el horno microondas a máxima potencia. Es importante no cubrirlo para que se cocine bien. El tiempo de cocción rondará entre los 10 y 15 minutos, dependiendo de la potencia del microondas empleado.

Como decoración pueden emplearse almendras peladas o incluso nata montada.

Tarta de tres chocolates

Es sabido que el chocolate tiene excelentes propiedades, tales como combatir la depresión, servir de antioxidante o reforzar el corazón, entre otros. Entonces, ¿qué les parece una tarta de tres chocolates? Lo que sí podemos asegurarles es que está deliciosa, así que anímense a probarla. La receta es relativamente sencilla y rápida.

Ingredientes:

  • 250 g (½ libra) de chocolate negro.
  • 250 g (½ libra) de chococolate con leche.
  • 250 g (½ libra) de chocolate blanco.
  • 600 ml. (21 oz.) de nata
  • 600 ml. (21 oz.) de leche
  • 3 sobres de cuajada
  • Ingredientes para la base: un paquete de galletas María y mantequilla

Elaboración:

Para empezar, se comienza preparando la base, para lo que se trituran las galletas junto con la mantequilla en pedacitos. A continuación, lo vertiremos en un molde, asegurándonos de que quede bien esparcido por toda la base. Una vez esté listo, lo introducimos en el horno durante unos minutos, hasta que la base esté crujiente.

La tarta en sí deberemos prepararla a fuego lento, comenzando por poner a calentar 200 ml (7 oz.) de leche y 200 ml  (7 oz) de nata. Enseguida añadimos el chocolate negro en pedacitos y, una vez se disuelva, añadiremos la cuajada. Muévalo sin parar mientras sigue cociéndose a fuego lento durante unos 7 u 8 minutos, tratando de que no llegue a hervir. Cuando esté listo, se vierte esta primera capa de chocolate sobre la base de galleta.

El siguiente paso es seguir el mismo proceso anterior, en esta ocasión con el chocolate con leche. Cuando la nueva mezcla esté lista, deberemos vertirla sobre la capa previa de chocolate negro, pero tomando dos puntos en consideración: primero asegúrese de que la capa de chocolate negro ya se haya endurecido ligeramente y segundo, al hacer el vertido del chocolate con leche coloque una cucharita para que la nueva mezcla no haga un agujero en el chocolate negro al caer directamente sobre él.

Ya finalmente, deberá repetir el proceso por tercera vez, en esta ocasión con el chocolate blanco.

Finalmente, déjelo cuajar sin moverlo demasiado, y posteriormente guárdelo en la nevera hasta el día siguiente.

La tarta puede ser decorada con bolitas de chocolate, figuritas o cualquier otro elemento. Aunque si busca un toque absolutamente genial, le recomendamos la decoración con hojas de chocolate. Le explicamos cómo elaborarlas de una manera rápida y sencilla.

Elaboración de hojas de chocolate decorativas.

Lo ideal es emplear hojas de naranjo o limonero. Lávelas bien para que queden bien limpias y funda al baño maría 100 gr. (3.5 oz.) de chocolate. Use un pincel de cocina para cubrir con chocolate las hojas, comenzando por la parte de los nervios. Deposítelas en una bandeja y déjelas enfriar. Cuando se endurezcan, repita el proceso para que queden completamente cubiertas de chocolate. Finalmente, cuando ya haya terminado por completo y el chocolate de las hojas se haya endurecido, colóquelas con cuidado a modo decorativo sobre la tarta.

Crema Catalana

Típico postre de Cataluña, la crema catalana ó crema quemada consiste en una crema pastelera cuya base es yema de huevo cubierta con una capa de azúcar caramelizado en la superfície, la cual aporta el contraste crujiente a la crema. Generalmente, suele comerse durante todo el año, aunque es costumbre en el día del padre o durante las fiestas.

Ingredientes (para 4 personas):

–         1 litro de leche

–         Huevos (4 yemas)

–         Maicena (2 cucharadas)

–         Canela en rama

–         Corteza de un limón

–         200 gramos de azúcar

Elaboración:

Su preparación es relativamente sencilla. Se comienza por calentar la leche, junto con la corteza de limón y la canela. Después se baten las yemas con el azúcar y la maicena, y se sigue batiendo mientras se vierte la leche.

La mezcla se pone al fuego, sin que hierva, hasta que se vuelva espesa. Una vez lograda esta consistencia, se reparte en cazuelas de barro y se deja que se enfríe. Como toque final, se coloca una capa de azúcar y se quema, para que quede dorado y crujiente sobre la crema.

Tarta de piña

Para los que les gustan los postres con sabor tropical, esta receta hará las delicias de ellos y de toda la familia: tarta de piña.

Ingredientes:

– Una piña natural o, si lo prefiere, una lata de piña.

– Azúcar (100gr. – 3.5 oz.)

– Mantequilla (una cucharada)

– Cerezas confitadas de colores

Para el bizcocho:

– Azúcar (125 gr. – 4.4 oz.)

– Mantequilla (100 gr. – 3.5 oz.)

– 3 huevos.

– Harina (100 gr. – 3.5 oz.)

– Almendras en polvo (50 gr. – 1.75 oz.)

– Levadura en polvo (una cucharada)

– Coco rallado (200 gr. – 6 oz.)

– Jugo de piña (6 cucharadas)

– Ralladura de piel de limón (una cucharada)

– Un pellizco de sal.

El primer paso es engrasar el molde con la cucharada de mantequilla por todo el fondo y las paredes, con el fin de evitar que se pegue. Espolvorear con el azucar y pelar la piña sobre un recipiente que nos permita conservar el jugo (en caso de usar piña natural y no de lata).

Se corta la piña en rodajas (descartando la parte del centro en la piña natural) y se reparten por todo el molde, cubriendo tanto el fondo como las paredes. Lo huecos se cubren con las cerezas confitadas de colores, distribuyéndolas por todas partes (unas 6-8 cerezas serán suficientes).

Para preparar el bizcocho, se bate la mantequilla con el azúcar hasta que blanqueen, añadiendo los huevos posteriormente y seguir batiendo. Cuando se cree espuma, se añade la harina con la levadura y la sal, almendras en polvo, coco rallado, el jugo de piña y la ralladura de piel de limón.

Una vez lista la masa, se reparte de manera uniforme en el molde, sobre las rodajas de piña y las cerezas confitadas.

Precalentar el horno a 180ºC (350ºF) durante unos minutos antes de introducir el molde y, una vez dentro, cocer durante unos 30 minutos. La cocción idónea puede comprobarse pinchando cuidadosamente la tarta con un palillo.

Una vez cocinado, retire del horno y deje que se enfríe. Finalmente, volcar la tarta sobre la fuente con que se servirá.

Burrito de banana

Les presento una receta sencilla para una merienda deliciosa: el burrito de banana con crema de cacahuete y mermelada. La preparación, no podría ser más sencilla.

Ingredientes:
Una tortilla de harina para taco blando.
Una banana madura pelada.
Crema de cacahuete.
Mermelada de su sabor preferido.

Elaboración:
El primer paso es untar la tortilla con la crema de cacahuete. 3 cucharadas serán suficientes para cubrirla totalmente, dejando un borde de un par de pulgadas sin untar para que, al enrollarla, no se salga por los lados.

A continación, úntele por encima 2 cucharadas de mermelada, bien repartidas. Coloque la banana pelada en el borde de la tortilla y enróllela hacia el otro extremo.

Una vez enrollado el burrito, córtelo por la mitad y ya está listo para la merienda.

Un último consejo: varíe la receta con diferentes tipos de mermeladas hasta encontrar la combinación que más se adapte a su gusto. También puede cambiar la crema de cacahuete por crema de cacao.

Ajiaco colombiano

El ajiaco es una comida típica de algunos países de la hispanoamérica intertropical cn un ingrediente común: el ají. En particular, el ajiaco de Bogotá es una sopa de pollo que contiene diferentes tipos de papa y se sirve sola o con crema de leche y alcaparras, típicamente en tazones de barro cocido.

Ingredientes para 8-10 personas:

16 Tazas de agua (pueden sustituirse 4 tazas de agua por 4 de leche).
1 Libra (500 gr.) de papas criollas, peladas y cortadas en rodajas.
2 Libras (1 Kg.) de papas amarillas, peladas y cortadas en rodajas.
1 1/2 Libras (750 gr.) de papas rojas, peladas y cortadas en rodajas.
3 Libras (1 1/2 Kg.) de pechugas de pollo.
4 Mazorcas tiernas, en trozos.
3 Tallos de cebolla larga.
4 Dientes de ajo triturados.
1 Ramo de Guascas.
1 Rama de cilantro.
1 1/2 Tazas de crema de leche.
1 Taza de alcaparras.
4 Aguacates medianos, partidos.
Sal y pimienta al gusto.

Elaboración:

Tiempo de cocción: 1½ horas.

En primer lugar se ponen a cocinar en el agua y leche el pollo, las papas, cebolla, sal y pimienta, de 45 minutos a una hora, hasta que la carne esté blanda y las papas se hayan disuelto. Extraer las pechugas (o las presas) y la cebolla. En el caldo se agregan las mazorcas, ya cocinadas aparte, y se deja cocer a fuego lento hasta lograr la densidad que se desea.

5 minutos antes de servirlo se añaden las guascas. En caso de servir el pollo deshuesado y deshilachado, habrá que agregarlo al ajiaco al momento de servirlo. El plato puede ser acompañado con ají de aguacate, ají de hierbas o simplemente con el acompañamiento del aguacate. Las alcaparras y la crema de leche son servidas aparte para su uso a gusto de cada comensal. Igualmente, las mazorcas pueden servirse aparte o desgranadas con el ajiaco, según preferencia.

Cheviche peruano

El ceviche es un plato a base de pescado, mariscos frescos y otros aliños, originario de países como Perú, Ecuador, México, Colombia, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica y Guatemala.
Con el paso del tiempo, este delicioso plato del litoral de América Latina ha pasado a formar parte de la gastronomía cotidiana de estos países, alcanzando también una proyección más allá del continente americano.
Ingredientes necesarios:
– Un kilo y medio de pescado blanco laminado (3.3 lbs)
– 8 limones
– Una cebolla
– Sal
– Pimienta
– Un diente de ajo
– Cilantro picadito
– Ají limo
Elaboración:
Para comenzar, deberemos lavar bien el pescado y dejaremos que el agua se escurra. Seguidamente se exprimen los limones, tras lo cual colocaremos el jugo en una fuente de vidrio. En la misma fuente, añadiremos los ajos picados, así como el ají limo al gusto, todo cortadito en trozos pequeños.
Finalmente, cortaremos también el pescado antes de añadirlo, sazonándolo después a gusto del consumidor, añadiendo también la pimienta y removiéndolo bien.
El cebiche debe dejarse reposar durante una hora. Previamente a servirlo en el plato, se corta la cebolla en tiras se coloca por todo el plato, acompañándola con el cilantro picado.

Arroz al Horno

Originario de la Comunidad Valenciana, el arroz al horno se elabora en cazuela de barro y se cocina, como su nombre indica, al horno. La costumbre de preparar el arroz de esta manera surge para aprovechar los restos del cocido, siendo sus ingredientes principales el tocino, los garbanzos y otros productos del cerdo, así como el propio caldo.

Ingredientes para 4 personas:

½ kilo de arroz (8 oz.)

250 gramos de garbanzos (9 oz.)

Dos patatas cortadas en rodajas

2 costillas de cerdo troceadas

3 lonchas de bacon troceadas

Una butifarra o morcilla

1 litro de caldo de cocido (puede usarse agua) (1/4 galón)

2 tomates medianos cortados a la mitad

1 cabeza de ajos

Azafrán

Aceite de oliva

Sal

Elaboración:

Encienda el horno para que se vaya precalentando, hasta alcanzar una temperatura apropiada. Añadir aceite en una sartén y cocinar ligeramente las costillas de cerdo hasta que queden doradas, así como el bacon, la morcilla, las patatas y los ajos. Colocarlos en un plato y emplear la misma sartén para rehogar el arroz. Tomar una cazuela de barro y añadir el arróz, extendiéndolo bien. Incorporar el cerdo, la morcilla y el resto de ingredientes en la misma cazuela, incluyendo los garbanzos (pueden usarse garbanzos de bote).

Cortar los tomates por la mitad y añadirlos. A continuación vertiremos el caldo o el agua, añadiendo el azafrán y sazonar a gusto del consumidor. Meter la cazuela al horno y bajar la temperatura a 200ºC (400ºF). Posteriormente se dejará cocer aproximadamente durante 45 minutos. Una vez listo, deje reposar durante unos 10 minutos fuera del horno antes de servir.

Paella Valenciana

La paella, originaria de Valencia, España, es una receta de cocina a base de arroz cocido, un plato tradicional que se ha hecho popular en todo el mundo. A continuación enumeraremos los ingredientes requeridos para elaborarla, así como los pasos a seguir para su perfecta cocción. Algunos de los ingredientes mencionados, si bien son los propios de la típica paella valenciana, quizás no sean fáciles de conseguir en otros países, por lo que pueden sustituirse por otros similares.

Tiempo de preparación: 1 hora.

Ingredientes para 4 personas:

* Arroz 400 gramos (14 oz.)

* Pollo 800 gramos (28 oz.)

* Conejo 600 gramos (21 oz.)

* Caracoles 1 docena

* Alubias blancas grandes 400 gramos (14 oz.)

* Judias tiernas 250 gramos (9 oz.)

* Judias verdes 150 gramos (5.5 oz.)

* Aceite de oliva 1 cucharada

* Un diente de ajo.

* Un tomate maduro.

* Media cucharada de pimentón.

* Romero (preferiblemente en rama)

* Azafrán

* Sal

Elaboración

Comience por cortar el pollo y el conejo en pedazos uniformes. Calentar aceite en la paella (así se llama la sartén con la cual se cocina el plato), y añadir la carne para que se sofría lentamente. Una vez el pollo y el conejo están dorados, añadir la verdura para que también se sofría, poniendo sumo cuidado en que no se queme.

Añadimos el diente de ajo, el pimentón y el tomate, perfectamente cortaditos y repartidos por toda la superficie de la paella.

A continuación deberemos añadir un litro y medio de agua (algo menos de medio galón) y colocar los caracoles bien repartidos.

En este punto, dejamos que se cueza durante unos 10 minutos, tras lo cual añadiremos el azafrán, y posteriormente el arroz, el cual deberemos también repartir de manera uniforme por toda la paella. Seguiremos cociendo a fuego vivo aproximadamente otros 8 minutos. Tras ello, se apaga el fuego para que termine de hervir más lentamente, mientras el arroz en la base de la paella se quemará ligeramente (lo que se conoce como “socarraet”, quemadito).

En este punto el agua ya debería haberse consumido por completo. Ahora sólo falta dejarla reposar por unos minutos y ya está lista para ser degustada.