Un paraíso para los fotógrafos en Nueva York

Los amantes de la fotografía que vivan en Nueva York o lo visiten en los próximos meses están de suerte. Hasta el 18 de diciembre de 2010, la compañía Levi´s ha abierto en SoHo el Levi´s Photo Workshop, un local para la colaboración y producción creativa. Se trata de un espacio público donde tanto profesionales como amateurs son bienvenidos.

Podremos encontrar exposiciones fotográficas o participar en seminarios todos los martes y sábados. Eso sí, lo más impresionante es todo lo que este local ofrece para que los apasionados del arte fotográfico puedan ponerse en acción ahí mismo.

Por incredible que parezca, muchos de los recursos dentro del Levi´s Photo Workshop son gratis y al alcance de quien decida pasar por el lugar. Allí se llevarán la gran sorpresa de poder rentar cámaras vintage y hacer sus mejores fotos de nuevo en rollo de película.

En el interior también puede encontrarse un estudio profesional listo para ser utilizado (previa solicitud, dada la alta demanda) equipado con luces y cámaras, además de un espejo para maquillaje. Aquellos que acierten a pasar por allí, podrán tener en sus manos desde una Hasseblad 500 hasta una Leica S2 de 37 megapíxels con las que disparar sus mejores instantáneas.

Para imprimir no solo disponen de un Kiosko Kodak e impresoras de última generación, incluyendo ploters HP de impresión en gran formato, sino también iMacs equipados con Adobe CS4 y Lightroom. Allí mismo se ofrece también la posibilidad de imprimir en camisetas las fotos que uno mismo tire… todo a gusto del consumidor.

Antes de salir por la puerta, eso sí, no olviden copiar sus fotos en una tarjeta de memoria para poder compartirlas con el resto del mundo.

El espacio Levi´s Photo Workshop se encuentra en el número 18 de Wooster Street, abierto de martes a domingo. Pueden encontrar más información sobre el lugar en workshops.levi.com

El Spanglish: una influencia creciente en EE.UU.

En la mayoría de países de habla hispana se emplean constantemente vocablos del idioma inglés, ya sea originarios o adaptados. Eso también sucede en países cuyas lenguas oficiales son otras, pero que se han visto invadidas por la preponderancia del inglés, incluyendo en el habla coloquial (y en algunos casos incluso oficial) diferentes palabras provenientes de este idioma.

Lo que es digno de recalcar es el uso extenso que se hace de un híbrido, el spanglish, en EE.UU., donde tiene predominancia en casi todos los ámbitos donde se encuentran grandes núcleos de población hispana.

El spanglish es un fenómeno cuyo nacimiento ronda, según muchos autores, los años 60. No es hasta principios de los 70 que se tiene constancia objetiva de su uso frecuente, recogido en el Dictionary of American Regional English. Por otro lado, hay quien le otorga un nacimiento prematuro desde poco antes de los 50, siendo su cuna Puerto Rico.

Los lazos del país caribeño con EE.UU. son la base fundamental para que se genere la mezcla de idiomas, ya que la influencia norteamericana en la “Isla del Encanto” es notable. De hecho, ya son reconocidas por la Real Academia de la Lengua Española palabras tan curiosas como “zafacón” (Puerto Rico y República Dominicana. Recipiente para recoger las basuras.), cuyo origen está en las palabras en inglés “safety can”, cuya pronunciación literal desembocó en este nuevo sustantivo.

Es notable mencionar también que ya hay autores que emplean el spanglish para escribir sus libros, así como también existen varias películas en este “idioma”. No es un fenómeno frecuente, pero sí un claro indicativo de que el spanglish se va abriendo camino cada día más.

Traducción automática de inglés a español y viceversa

¿Nunca han estado en una situación en que han querido saber el significado de una frase en otro idioma y han recurrido a programas informáticos para obtener una respuesta? Si bien es sabido que este tipo de software no suele ser fiable al 100% -de hecho en ocasiones los resultados suelen ser desastrosos-, también es verdad que hoy en día el sistema se ha perfeccionado hasta niveles sorprendentes.

Uno de estos sistemas es el que sigue Google, avanzando con la tecnología y proporcionando un traductor propio que, además de bastante acertado, es gratuito. Dos excelentes razones para que lo prueben.

El Traductor de Google ofrece una amplia variedad de idiomas, incluyendo obviamente el inglés y español, cuyas traducciones pueden hacerse indistintamente del uno al otro.

Personalmente, siempre he sido bastante escéptico en torno a las traducciones hechas por computadora, aunque he de admitir que al probar este traductor me sorprendieron sus resultados. Su utilidad probablemente no va más allá de rápidas traducciones para aquellos que no dominan un idioma y quieren una simple aclaración superficial, pero también se trata de una herramienta para que, aquellos que sí lo dominan, puedan conseguir una primera aproximación a la traducción y retocarla con el fin de pulirla o perfeccionarla.

Cuidado con las traducciones automáticas

Eso sí, aclaremos una cosa para evitar equívocos: las palabras “traducción” y “automática” difícilmente deberían ir juntas en una frase. Pretender que una máquina, por muy perfeccionada que esté, perciba –y conciba- toda la profundidad del lenguage, es una tarea inimaginable en este momento.

Habiendo aclarado esto, nos replanteamos el uso de este tipo de programas informáticos, los traductores automatizados, y su potencial uso para aclarar dudas puntuales y efectuar traducciones esporádicas con el fin de cumplir un servicio puntual, urgente y, por qué no admitirlo, superficial.

Puntual, porque no puede pretenderse que este software esté a la altura de un traductor profesional, pero en cambio nos facilita la tarea sin mayores pretensiones pero, también sea dicho, sin grandes gastos. Urgente, porque nos resuelve al instante cualquier duda, con mayor o menor acierto. Y superficial, porque sus alogaritmos rara vez conseguirán descifrar los dobles sentidos, el sarcasmo y el sentimiento del lenguage en palabras de los seres humanos.

En otras palabras, no descarten aprender inglés y, cuando hablen español, asegúrense de hacerlo con propiedad, sin olvidar que tienen a su alcance una valiosa y gratuita herramienta: la Real Academia de la Lengua.

¿Mi computadora tiene un virus?

Hoy en día las computadoras forman parte de nuestra rutina diaria. Las usamos casi a cualquier hora, para casi cualquier cosa. Pero hay ocasiones en que comienza a comportarse de manera extraña, con sorpresas inesperadas, y ahí es cuando nos preguntamos si quizás se haya colado algún virus en nuestro sistema.

A continuación, te detallamos los puntos que puedes tener en cuenta para determinar si tu computadora podría estar infectada:

–         Parece funcionar de forma más lenta de lo habitual.

–         No te responde o se queda bloqueada frecuentemente.

–         Se reinicia el sistema por sí solo.

–         Los programas no funcionan como deberían.

–         Los dispositivos de disco, unidades o puertos no están disponibles.

–         Suelen aparecer mensajes de error poco comunes.

–         Aparecen menús distorsionados.

Todos estos síntomas no son necesariamente indicativos de virus, pero definitivamente sí se corresponden con algún problema en tu sistema, ya sea en el software o problemas propios del hardware. La única forma de cerciorarte es instalando un programa antivirus actualizado y chequear tu sistema de principio a fin.

En caso de que el test de tu sistema de positivo en la detección de un virus, te verás en al situación de tener que eliminarlo. Generalmente, el programa antivirus efectuará una serie de operaciones que tratarán de conseguirlo, pero en ocasiones esta situación puede volverse algo más compleja. Por ejemplo: algunos virus son diseñados para reinstalarse aun después de haber sido detectados y eliminados del sistema. En casos así, la forma más eficaz de restaurar un sistema operativo sano es formateando el disco duro y reinstalando los programas (un proceso que debe efectuarse con precaución para no perder información importante).

Es por ello que la forma más eficaz de combatir los virus es mediante la prevención, teniendo un software antivirus que permita el bloqueo de virus, gusanos o troyanos en el sistema, acabando así con el problema de raíz.

Para prevenir, debemos seguir una serie de pasos importantes, tales como instalar las actualizaciones más recientes de tu sistema operativo (generalmente sistemas como Windows te informan en cada momento de cuándo las actualizaciones están disponibles), así como instalando y actualizando regularmente un programa antivirus. Tras instalarlo, es recomendable que hagas un chequeo a fondo de los discos duros para verificar que no haya algún intruso presente.

Es importante recalcar que no debes usar más de un antivirus instalado a la vez en la misma computadora o partición de disco, ya que eso crearía conflicto entre ellos.

Aquí podrás encontrar una lista de ANTIVIRUS GRATIS y EN ESPAÑOL.

Diccionario de términos en español por países

Si bien la unidad del idioma español es algo que nos beneficia a todos los hispanoparlantes, dotando a nuestra lengua de una trascendencia única, tampoco podemos ignorar las diferencias intrínsecas según regiones.

Eso es, en definitiva, lo que nos identifica como pueblo, como entidades independientes. Es, en pocas palabras, lo que nos define. Son curiosas las múltiples palabras distintas según países, e incluso las diferentes acepciones que una misma palabra tiene en función de la nacionalidad del que la menciona.

Por ejemplo, palabras en inglés como “straw” o “pop-corn” son un suplicio cada vez que intentamos traducirlas a un pretendido español neutro. Neutro, por si alguien ha perdido el hilo de la historia, es un español edulcorado, reducido al común denominador para todos los países hispanoparlantes, el cual en ocasiones es prácticamente imposible de conseguir.

Por tanto, para definir ese pequeño tubito plástico con que sorbemos, nos referiremos a él con el nombre de “pajita”, “popote”, “cañita”, “sorbete”, “sorbeto”, “pajilla” y muchas más variantes posibles en función del país. Lo mismo sucede, decíamos, con el maíz al que llamamos “canguil”, “pororó”, “palomitas”, “pipotas”, “pochoclo”, “cabritas”, “crispetas” y una larga lista.

La realidad es que el español neutro es una falacia que nos limita y nos encasilla, en contraposición con la riqueza del idioma vivo, en constante cambio provocado por el uso. Y una de las herramientas que nos ayudan a mantener vivo el idioma y ayudarnos a entender su dimensión e importancia, son los diccionarios de términos de español por países, tales como el que ofrece on-line Tu Babel.

Siguiendo el precepto de sitios como Wikipedia, elaborada por los usuarios, Tu Babel (www.tubabel.com) es un diccionario relativamente informal que aglutina diferentes palabras o acepciones según su país de origen, ya sea Colombia, México, Argentina o España. Al ser contribuciones de los internautas, su vocabulario crece constantemente y nos sirve para dar un repaso por el habla de las distintas regiones donde se habla español. Así, quizás nos ayude a comprendernos un poquito mejor, incluso entre los que hablamos el mismo idioma.

La unidad del idioma español

Pese a diferencias obvias, el español de España –al que suele referirse como castellano- y el de América, manifiesta una gran unidad en los registros culto y literario. Así mismo, es bastante notable en el habla oral popular. No obstante, el problema de la unidad del idioma, de su perduración, sigue en pie y constituye motivo de preocupación: ¿no llegará un momento en que esta unidad se rompa, al igual que se fragmentó el latín para dar origen a las nuevas lenguas?

Este temor comenzó a hacerse patente en el siglo XIX, y afortunadamente no se ha confirmado. Siendo una lengua culta, y parte del ideal de lengua que reconocemos los españoles y los hispanoamericanos, la esencial unidad del idioma parece asegurada.

La facilidad de las comunicaciones de hoy en día actúa en favor de la unidad, especialmente gracias al cine, la radio, la televisión y, por supuesto, internet. Esto no significa, no obstante, que la unificación venga dada por el castellano, sino que América contribuye con muchas de las soluciones.

Cabe recordar que los españoles representan una parte minoritaria del idioma español, y que las diferencias entre países vienen determinadas por sus circunstancias históricas y culturales, sin que el habla de un lugar pueda calificarse de más apropiada que otra. Además, hay que tener en cuenta que el idioma es un organismo vivo que cambia constantemente, en un proceso en que intervenimos todos los hispanoparlantes. Si ese cambio no es convergente, se producirá la fragmentación de manera inexorable, provocando que en pocas generaciones la lengua se haga pedazos.

Es por ello que a todos nos concierne la obligación de salvaguardar la unidad del idioma de una de las comunidades más numerosas del mundo, sin desestimar las peculiaridades regionales o locales de todo el territorio hispanoparlante.

Un factor que sin duda favorece la unidad es la circulación de la literatura y, en los últimos años, la comunicación plena favorecida por las nuevas tecnologías.

Para finalizar, la acción eficaz de la Real Academia Española y de las Academias Nacionales de América constituye una esperanza para el futuro común del español.

Simplifica tu vida social

Facebook, Twitter, MySpace, YouTube, Flickr, MSN Messenger, AIM, Yahoo IM… hoy en día tenemos tantas cuentas en tantos lugares distintos, que no es fácil mantenerse conectado con todo.

Afortunadamente, para aquellos más activos, existen varios servicios gratuitos que permitirán un absoluto control de las diferentes cuentas desde un único sitio. Uno de los que nos parece más sencillo de instalar y utilizar es el de Yoono.com, el cual te da la opción de instalar el software como un “browser add-on” (una ventana emergente en tu navegador), como un programa independiente en tu desktop o incluso como una aplicación para tu iPhone.

Este cómodo servicio te permitirá actualizar tu estatus en todas tus redes sociales al mismo tiempo y de una sola vez, además de compartir enlaces, fotos y videos más rápida y fácilmente. Además, podrás recibir actualizaciones constantes de lo que hacen tus contactos desde cualquier página web en la que te encuentres.

Para comenzar a disfrutar del servicio gratis de Yoono sólo tienes que instalar el add-on, programa o aplicación (dependiendo de cómo quieras usarlo). Sólo debes tener en cuenta la siguiente consideración: si pretendes usarlo como un add-on para tu navegador (en forma de ventana emergente lateral), lo cual probablemente es la opción más cómoda y la cual te otorga un mayor control, deberás primero tener instalado el navegador Firefox o el navegador Google Chrome, ya que Yoono no funciona con otros navegadores (incluyendo Internet Explorer o Safari). En realidad, esto no tiene por qué ser un problema, ya que de todas formas te recomendamos que pruebes estos dos navegadores, los cuales otorgan mayor funcionalidad y, lo más importante, más seguridad en la red.

Aparte del contacto en redes sociales, ahora también podrás chatear con tus contactos en MSN Messenger, AIM o Yahoo IM desde un sólo lugar, lo cual simplificará notablemente la tarea de tener que abrir los tres servicios de Chat en diferentes ventanas.

Consejos para tomar mejores fotografías digitales

Para tomar buenas fotos digitales, no basta con tener una cámara de alto precio. Siguiendo unos fáciles consejos, podremos conseguir mejores instantáneas incluso con nuestra cámara digital compacta.

Desconfíe de los megapixels.

Mucha gente cree que una cámara es mejor en función de los megapixels, cuando en realidad, éstos sólo son indicativo del tamaño máximo al que puede tomarse una foto. A menos que pretendamos tomar fotos de grandes dimensiones para poder imprimirlas como pósters, 6 megapixels suelen ser más que suficientes para un usuario común.

Otra consideración a tener en cuenta, es que una cámara de más megapixels implicará la necesidad de más o mayores tarjetas de memoria para almacenar las fotografías, ya que el tamaño de cada fotografía se incrementará.

Gran parte de los fabricantes comparan sus cámaras con otras del mercado únicamente por este parámetro, cuando en realidad funciones como la calidad del objetivo y del sensor son más determinantes a la hora de tomar mejores fotos.

Una foto de un tamaño razonable (por ejemplo una tomada con una cámara de 3Mpx en alta resolución), servirá para la mayoría de usos domésticos con la ventaja de que además será más fácil de manipular en programas de edición fotográfica a través de la computadora.

Lo ideal hoy en día es, como decíamos anteriormente, una cámara de al menos 6Mpx, la cual nos funcionará a la perfección en la mayoría de los casos.

Si las fotos son para internet, hay que tener en cuenta que requerirá redimensionarla a un tamaño y peso menor. Es importante recalcar que si tomamos una fotografía en alta resolución, podremos reducirla sin problema. En cambio, la operación inversa –ampliar una foto tomada a baja resolución- conllevará pérdida de calidad.

¡Cuidado con el zoom digital!

Otro argumento que esgriman los fabricantes de cámaras fotográficas para impresionar a los consumidores es la capacidad de zoom, incluyendo el zoom digital.

Las cámaras en la actualidad, y especialmente las compactas, suelen disponer de dos tipos de zoom: óptico y digital. El zoom óptico es la capacidad que tiene el objetivo de acercarse a algo. El digital, en cambio, es una alteración que provoca una ampliación de la fotografía para darnos la ilusión de acercamiento. El problema es que, como decimos, no se trata más que de una ampliación de la foto que puede provocar una pérdida de calidad.

La recomendación en estos casos, es desactivar o no utilizar el zoom digital y emplear únicamente el zoom óptico.

Sepa cuándo usar el flash.

Desde las cámaras tradicionales, ya estamos acostumbrados a usar el flash cuando consideramos que las condiciones de luz no son óptimas. No obstante, todavía nos sorprende que, tras haberlo usado, seguimos viendo las fotos oscuras. En ocasiones, esto es debido al escaso rango de alcance de que dispone. Si vamos a tomar una foto de alguien a escasos metros de distancia, el flash cumplirá su función, mientras que si nos disponemos a fotografiar algo sumamente alejado, no servirá de nada.

Por otra parte, existe una función del flash que puede ayudarle a conseguir una fotografía sin perder los rastros de las sombras, dándole más riqueza que si simplemente ilumina todo de manera uniforma. Se trata del “flash de relleno”.

Elección de tarjetas de memoria.

Para empezar a tirar fotos, un requisito indispensable es el medio donde almacenarlas. Por supuesto, cuanto más megabytes tiene una tarjeta, más fotografías podrá almacenar. Sólo debemos tener en cuenta que cuantas más fotos almacenemos, más fotos están en riesgo de ser destruidas en caso de borrarlas por accidente. Recuerde descargar periódicamente a su computadora las fotos de sus tarjetas. Y si además crea una copia adicional de seguridad en CD ó DVD, podrá tener la certeza de que siempre tendrá unas fotos listas para imprimirlas como nuevas.

Los formatos de tarjetas es otro dilema a la hora de elegir cuál comprar. Algunas de las más comunes son las SD, microSD, Memory Stick Pro, Memory Stick Pro Duo o Compact Flash. Y dentro de estas tarjetas, también existen diferentes tipo de velocidades, que se traducirán en una mayor agilidad para tomar fotos así como una transferencia más rápida a su computadora.

Y por supuesto, infórmese bien.

Nadie podrá decirle cuál es la mejor cámara digital del mercado, ya que no sólo las cámaras son reemplazadas por nuevos y mejores modelos constantemente, sino principalmente porque todo depende del consumidor y del uso que éste pretende darle.

Es por eso que siempre es recomendable que nos interesemos por el tema e investiguemos un poco, para ver cuál se adapta mejor a nuestras necesidades. Además, el Internet es un gran medio para poder comparar precios incluso antes de salir de casa a comprar. Eso sí, si prefiere comprar su cámara digital en línea, pásese primero por una tienda cercana para poder verla físicamente y tomar una decisión con toda la información a su alcance.

Twitter para novatos: aprende a usarlo

Twitter  ya supera los 100 millones de usuarios. Es posible que tú aún no seas uno de ellos o, tal vez, tengas tu cuenta pero no le saques el máximo provecho. ¿Sabes cómo moverte por esta conocida red social? Si no es así, a continuación te lo explicamos paso a paso.

Elige un nombre de usuario fácil de reconocer: nombres rebuscados, nicknames o abreviaturas complicadas harán más difícil que tus amigos te reconozcan, o incluso que te encuentren. Trata de buscar una combinación con tu nombre y apellido. En nuestro caso, por ejemplo, usamos “SaberHispano”, para que nuestros lectores nos localicen más fácilmente.

Completa los datos de tu perfil: es fácil, rápido y ayudará a proveer a tus contactos un poco más de información sobre ti. Escribe tu nombre, apellidos, tu página personal o blog (en caso de que tengas) y una breve biografía o descripción de quién eres. Como ves, no es mucho, y ayudará significativamente a que puedan encontrarte en las búsquedas de usuarios.

Encuentra a tus amigos en Twitter: puede que muchos de ellos ya tengan cuentas activas y tú no te hayas enterado. Con la herramienta “Find People > Find on Twitter” (“Encuentra Gente  > Encuentra en Twitter”) podrás buscarlos por nombre o apellidos. También tienes la opción de buscar a tus contactos a través de su e-mail con “Find on other Networks” (“Encontrar en otras Redes”).

Panel público: ten en cuenta que todo lo que publicas aquí es público y, después de unos minutos, ya no podrá ser cambiado.

Panel privado: si prefieres que tus tweets sean privados, tendrás que marcar tu perfil como privado. De esta forma, sólo podrán acceder a tus tweets aquellos usuarios a quienes les hayas dado permiso. El proceso de “follow” (“seguir”) es el mismo, con la diferencia de que en este caso tú tendrás que aprobar a alguien antes de que pueda seguirte, es decir, antes de poder leer tus tweets.

Mensajes directos: son mensajes privados y sirven para comunicarte con algún usuario al que sigues o que te sigue. Su funcionamiento es muy similar a los mensajes privados de Facebook.

No-reciprocidad: hablando de Facebook, la diferencia fundamental con Twitter es que no necesitas ser amigo de alguien para seguirlo y leer sus tweets (a no ser, como decíamos más arriba, que mantenga un panel privado). Generalmente la mayoría de usuarios mantienen su panel público, y eso facilita que pueda leerte quien quiera seguirte. Y el hecho de que te sigan, no significa que tú tengas que seguirles a ellos, o viceversa.

@usuario: cuando comienzas un tweet con @usuario, éste sólo será visto por ese usuario en particular y también por aquellos que os siguen a ambos (se supone que son amigos comunes y por tanto se les hace partícipes de la conversación). Recuerda que si quieres que sólo lo vea ese usuario, es mejor que uses los mensajes directos de los que hablamos anteriormente.

@tunombredeusuario: en la parte derecha de la ventana de Twitter verás tu nombre de usuario escrito tras el símbolo @. Si haces click en él, verás los mensajes que te mencionan en Twitter.

Tu-mensaje @usuario: cuando envías un tweet que comienza con un mensaje posteriormente incluye @usuario (siendo “usuario” la persona a quien te refieres en el mensaje) para que se incluya un link a su página en Twitter. Por ejemplo: Los mejores recursos para hispanos los tiene @saberhispano (y al hacer click en @saberhispano llevará al lector a nuestra página en Twitter).

RT @usuario: esto significa “re-tweet”, es decir, re-enviar un tweet de alguien a todos los que te siguen. Un consejo: el mensaje máximo en un tweet son 140 caracteres, así que si quieres que alguien pueda hacer re-tweet de un mensaje tuyo deberás tratar de dar un margen para que puedan escribir RT @tunombredeusuario.

Vía @usuario: en caso de que hayas visto algo interesante por parte de otro usuario, puedes comentarlo y añadir al final del tweet “vía @usuario”, para que los que te siguen sepan de dónde vino la información original.

#palabra: al incluir el caracter # antes de una palabra, esto convertirá esa palabra en una etiqueta que facilitará su búsqueda y la enlazará con otros tweets que incluyen la misma palabra.

Bloquear a un seguidor: en ocasiones sucede que alguien nos sigue y, por la razón que sea, decidimos que no queremos que siga haciéndolo. En esta situación, lo más práctico es bloquearlo desde tu lista de “followers” (“seguidores”). Eso hará que ya no pueda seguirte y sus mensajes no apareceran en tu página.

Sigue a SaberHispano: no te pierdas las novedades en nuestro portal siguiéndonos a traves de Twitter. Aquí te iremos informando cada día con lo último en Cine Latino, Tecnología, Viajes, Finanzas, Inmigración y mucho más.

Recomendaciones para un blog exitoso

Hoy en día, los blogs (denominados “bitácoras” en español) son para muchos el medio perfecto para expresar sus ideas, compartir opiniones o simplemente exteriorizar sus pensamientos más triviales.

Sea por la razón que sea, cuando dejas tu semilla en el ciberespacio, es agradable verla crecer con comentarios de personas que la consideraron suficientemente interesante para leerla y darte su opinión. Desafortunadamente, en un lugar ya saturado de información, tu blog necesitará técnicas precisas para tener éxito y conseguir audiencia.

Apasiónate por lo que escribes. Escribe sobre lo que te apasiona.

La razón es bastante sencilla: si escribes sobre algo que piensas apasionará a tus lectores, pero no sobre tus temas favoritos o que más conoces, te será realmente difícil establecer una rutina a la hora de escribir artículos o notas, ya que sentarte cada día frente a la computadora se convertirá más en un reto que en una pasión.

Además, escribir sobre lo que te gusta te facilitará la tarea de obtener información, ya que con seguridad son las cosas que buscas a diario, las que comentas con los amigos, las que vives de verdad.

Ten en cuenta que los comienzos de cualquier blog son duros, y es común desmoralizarse cuando apenas te visitan una veintena de lectores semanales. La primera motivación para publicar diariamente en tu blog debe ser el gusto por hacerlo, independientemente de cuántas personas vayan a leerlo. Si lo haces bien, el público llegará.

La clave está en la constancia.

Al igual que una planta con escasez de agua, un blog no crecerá si no le dedicas el tiempo y el cuidado que requiere. Los bloggers intermitentes, es decir, aquellos que escriben varios artículos en un día pero luego pasan semanas sin publicar nada, son los que más perjudican a su propio blog, ya que sus lectores pierden el hábito de regresar periódicamente a leer más.

Lo recomendable es programar una frecuencia de publicación con la que uno se sienta cómodo. No importa si se trata de cinco artículos por día, o cinco por semana, pero hay que establecer una cantidad y tratar de cumplir con ella.

Si eres nuevo en el tema de los blogs, quizás deberías comenzar por una frecuencia baja (tal vez 3 ó 4 artículos por semana) e ir aumentando a medida que te sientas más cómodo. Si en algún momento en el futuro necesitas bajar la cantidad de veces que publicas, es recomendable que lo hagas poco a poco.

Interactúa con tus lectores.

La trascendencia de un blog no viene determinada únicamente por aquello que su autor escribe, sino también por los comentarios y contribuciones de sus lectores. La participación activa de éstos ayuda al crecimiento y enriquecimiento del blog.

El hecho de responder a los comentarios de tus lectores genera confianza y establece una estrecha relación de complicidad, aún cuando las opiniones difieren. No tengas miedo de recibir respuestas contrarias a lo que expones, recuerda que no sólo aportará una nueva visión a las ideas que presentas, sino que también es más contenido dentro de tu página.

Enlaza otros blogs y páginas interesantes.

En ocasiones algunos bloggers tienen miedo de desviar la atención de su propio blog en beneficio de terceros, sin darse cuenta de que pierden una valiosa fuente de información para sus lectores que, por contrapartida, les brindará confianza en su propio blog al ofrecerles aquello que buscan.

Como norma general, los enlaces internos (aquellos dentro de tu mismo blog) deberán abrirse en la misma ventana, mientras que los links a fuentes externas es mejor que se abran en ventanas independientes, de manera que no desvíes completamente el tráfico de usuarios de tu web.

Tu blog es tu marca: aprende a generar notoriedad.

Sé único no sólo en el contenido de tus artículos, sino también en el modo en que los presentas. Desmárcate de la multitud.

Piensa en tu blog como en un producto en el mercado. Primero necesitas darte a conocer, después establecer tu marca y posteriormente generar una relación con tus consumidores. ¿Qué sería de Nike sin su símbolo? ¿O de Ford sin su óvalo? En el caso de un blog, la situación es idéntica, debes concebirlo como un ente con personalidad propia: sus colores, su forma, su estilo. Así es como conseguirás lectores fieles a tu marca.

Es por eso que una recomendación básica es conseguir tu propio nombre de dominio, tu URL única por la que todo el mundo te identifique. Registrar tu propio dominio .com siempre es mejor que usar dominios ajenos. Piensa que esa es la dirección por la que –ójala- miles de usuarios te buscarán on-line. Y por supuesto, no quieres que se dirijan a subdominios de sitios como Blogger, sino a tu propio dominio.

Además, debes recordar que ya están disponibles los dominios con ñ, por lo que podrás registrar nombres que contengan este caracter típico del español.

Si vas a escribir, hazlo bien.

Seamos realistas: si estás planteándote crear tu propio blog es porque sabes escribir. Y saber escribir no es sólo aporrear el teclado, sino expresarte apropiadamente y con los mínimos errores ortográficos y gramaticales.

No necesitas ser un laureado escritor para crear tu blog y mostrarlo al mundo, pero sí necesitarás al menos saber expresarte y hacerte entender. La mayoria de personas que se interesan por leer un blog lo hacen por la información que hay en él, y con seguridad podrán perdonarte algún que otro error, pero tu calidad como blogger comienza por pulir tus textos al máximo.

Nunca está de más despejar dudas usando recursos a tu alcance como los de la Real Academia Española, que te ofrece consultas gratis tanto a su diccionario de la  lengua española como al diccionarios panhispánico de dudas. Aprovéchalo.

Lee otros blogs.

¿Cómo pretendes crear un blog exitoso si no te interesas por lo que otros bloggers están escribiendo? Es importante mantenerse al día y saber qué blogs son los más importantes, sus temas, su estilo, etc… Siempre es mejor que sigas de cerca los que se ajustan a tus mismos temas para poder hacerte eco de aquello que, en definitiva, también interesará a tus lectores.