Biutiful (2010)

La última película del director mexicano Alejandro González Iñárritu (autor de “Amores Perros” y “Babel”, entre muchas otras), se presentó en el Festival de Cannes de 2010 como una de las favoritas. Y por supuesto, no decepcionó, con Javier Bardem llevándose el galardón tras un año de descanso después de su merecido Oscar por “No country for old men” de los hermanos Coen.

 

Bardem no se resistió a trabajar con Iñárritu, aunque ya había rechazado recientemente su participación en el musical “Nine”, la cual al tiempo sirvió a Penélope Cruz para conseguir una nominación en Hollywood (pese a las pocas posibilidades reales que tenía de ganarlo este año). Así pues, Javier se apunta al filme del mexicano, con locaciones en Barcelona y alrededores, y en torno al cual se gestó un secretismo inusitado. Tanto, que casi no se sabía nada de él aún cuando ya el ex-compañero del director, el guionista Guillermo Arriaga, se estrenó como director con “The burning plain”, protagonizada por Charlize Theron y Kim Bassinger.

 

Pero volviendo a “Biutiful”, la película cuenta la historia de Uxbal, un padre abnegado que lucha por estabilizarse después de un fracaso sentimental, con una sensibilidad extraordinaria. Desde ese momento, se verá obligado a esforzarse por cumplir su papel de padre ejemplar y cuidar de sus hijos, haciendo las paces con el pasado, el cual no dejará de atormentarle.

Un Franco, 14 pesetas (2006)

La película Un Franco, 14 pesetas es una historia de inmigrantes. Es el eterno dilema de quien deja su país en busca de fortuna, siempre pensando en el momento en que podrá regresar a su tierra. Lo más difícil, no obstante, casi siempre es volver.

Carlos Iglesias dirige y protagoniza este filme situado en la España de 1960, cuando miles de personas abandonaban el país en busca de una vida mejor. Esa es la historia de Martín y Marcos, dos amigos que deciden marcharse a Suiza en busca de trabajo. Sus familias se quedan en España mientras ellos luchan por abrirse camino en una Europa progresista, liberal y llena de oportunidades. Allí se enfrentarán al choque cultural fruto de la inmigración y descubrirán una mentalidad muy diferente de la suya. Ya establecidos en un pequeño pueblo industrial, sus familias se les unirán y continuará el proceso de integración y superación. Tras el fallecimiento del padre de Martín, se plantearán la hora de regresar de nuevo a su patria.

Todos aquellos que en algún momento han tenido que abandonar su país por razones de trabajo o simplemente en busca de un porvenir para ellos o sus familias, sin duda se sentirán identificados con el personaje que interpretan Carlos Iglesias y Javier Gutiérrez. Uno se acostumbra a ese voluntario exilio y se habitúa a la vida en otro lugar. Más tarde, cuando intentas regresar, las cosas en tu país ya no son como las recordabas o, en el peor de los casos, sencillamente tendrás que empezar de nuevo un proceso de integración… esta vez en tu tierra.

Amador (2010)

No tienes dinero. No tienes trabajo. Estás sola. Eres una inmigrante en un país lejano. Esa es la difícil situación en la que se encuentra Marcela, una joven en apuros económicos que finalmente consigue encontrar un trabajo durante el verano.

Marcela es una inmigrante andina, personaje encarnado –una vez más- por Magaly Solier, quien ya interpretara papeles similares en películas como “Madeinusa” o la recientemente nominada al Oscar, “La Teta Asustada”. El personaje, no obstante, no tiene tanto que ver con sus interpretaciones previas, ya que la circunstancia es totalmente diferente.

El trabajo que Marcela deberá desempeñar es cuidar de Amador, un viejito que vive postrado en una cama, durante el tiempo en que su familia estará ausente. Por fin parece que las cosas van a mejorar cuando, a los pocos días, Amador muere. Es en ese momento cuando Marcela se encontrará en una fuerte encrucijada moral, una difícil situación que le hará replantearse sus principios. El fallecimiento de Amador representa el final de su trabajo, lo cual será la base del dilema moral para Marcela.

Fernando León de Aranoa es el guionista y director, quien ya nos sorprendiera anteriormente con “Princesas”, “Familia” o “Los lunes al sol”, esta última protagonizada por el multifacético Javier Bardem. En esta ocasión, “Amador” no es una película tanto sobre inmigración como más bien un cuidado retrato de una mujer en un aparente callejón sin salida.

Tortilla española

La famosa tortilla española, también conocida popularmente como tortilla de patatas es un plato fácil cuya elaboración nos tomará poco más de media hora. A continuación explicamos los pasos a seguir para preparar una tortilla para 4-6 personas.

Ingredientes:

2.5 libras (poco más de 1 kg.) de papas

Una cebolla grande

9 huevos

Aceite de oliva

Sal

Elaboración:

Comenzaremos por pelar las papas y cortarlas en pequeños cuadritos. Le echaremos sal y seguidamente se pela la cebolla en juliana. Pondremos una sartén al fuego con aceite de oliva abundante y, cuando esté caliente, echamos las papas y la cebolla.

Todo debe cocinar a fuego lento, permitiendo la cocción apropiada tanto de las papas como de la cebolla. Cuando veamos que las papas adquieren un color dorado, procederemos a sacarlas del fuego y escurrir el aceite.

El siguiente paso es batir bien los huevos. Una vez listo, le echamos las papas y la cebolla para que se mezclen bien y añadiremos una pizca más de sal.

A continuación pondremos al fuego la sartén con apenas dos cucharadas de aceite de oliva y, a medida que se vaya calentando, iremos moviendo el aceite para que cubra completamente la base.

Ya con el aceite caliente, bajaremos la intensidad del fuego y verteremos en la sartén la mezcla de los huevos batidos con las papas y cebolla, extendiéndola bien por toda la base. De vez en cuando debemos agarrar la sartén y moverla ligeramente en movimientos circulares para asegurarnos que la tortilla no se pegue al fondo.

Esperaremos un rato hasta que la mezcla hierva y finalmente le daremos la vuelta a la tortilla con la ayuda de un plato. Lo colocaremos sobre la sartén a modo de tapadera y lo giraremos rápidamente para que quede boca abajo. Tras esto, sólo tenemos que dejar que la tortilla se deslice de nuevo dentro de la sartén con la parte cocinada hacia arriba.

De nuevo nos aseguraremos de ir moviendo la sartén para que el fondo no se pegue. Le daremos unos minutos más, asegurándonos que esté bien cocida (podemos comprobarlo pinchándola con un tenedor).

Transitar por Europa con la visa Schengen

A la hora de viajar por Europa, muchos extranjeros se preguntan cuáles son los requisitos para solicitar la visa que les dará la entrada, la denominada visa Schengen. No obstante, otra de las grandes preguntas es qué sucede si, una vez dentro de Europa, queremos viajar a otros países.

¿Puedo entrar en otro país distinto de donde solicité la visa?

La obtención de la visa Schengen permite el tránsito libre por espacio Schengen sin tener que efectuar trámites adicionales. Esto supone que, una vez dentro del territorio, cambiar a otros países no debería ser un problema.

En cualquier caso, hay ciertas cosas que el turista debe considerar si pretende cruzar fronteras entre países. La más importante es que la visa Schengen no garantiza el derecho automático a poder entrar en todos los países que amparan el tratado, sino que el oficial de inmigración en el puesto de control fronterizo tiene la potestad de denegar el ingreso al territorio, o incluso exigir documentación acreditativa de la situación financiera. Es por esto que, si uno pretende desplazarse a varios países en un mismo viaje, se recomienda que lleve consigo la mayor documentación posible, ya sean extractos bancarios, tarjetas de crédito, los boletos de regreso y la justificación del motivo del viaje.

Si viajo a diferentes países, ¿en qué embajada debo solicitar mi visado?

Cuando uno tiene claro desde un inicio que quiere viajar a diferentes países dentro del territorio europeo, suele encontrarse en la encrucijada de decidir dónde debe solicitar la visa Schengen. En general, la recomendación es dirigirse al consulado o embajada del país principal del viaje o de aquel en el que se pretende pasar una mayor cantidad de tiempo.

La regulación respecto a visados y pasaportes varía con frecuencia, razón por la cual se debe contactar con el consulado o embajada más cercano para asegurarse que se presenta la documentación apropiada así como verificar los costos de la tramitación. También es possible que estos requisitos varíen en función de la nacionalidad del solicitante, el país de destino, los motivos del viaje, etc…

La niña de tus ojos (1998)

Hace ya más de una década que Penélope Cruz decidió vestirse de sevillana y encarnar el papel protagonista en esta excelente película de época, situada en la Alemania nazi.

La situación en particular se da tras la Guerra Civil española, al viajar a Berlín unos actores españoles con el fin de rodar una película musical, “La niña de tus ojos”. Allí, las autoridades fascistas les colmarán de atenciones y pondrán todo a sus disposición para que pueda realizarse el filme. En contrapartida, el ministro de propaganda nazi pretenderá los favores de la actriz protagonista, Macarena Granada (papel que le mereció un Goya a Penélope Cruz).

La historia es en realidad un sátira que ridiculiza tanto a los alemanes como, en cierta medida, a los españoles de aquella época, empujados a la aventura de rodar en tierras germanas a causa de la posguerra en tierras españolas.

Se trata de una comedia interesante, con algunas pinceladas dramáticas, donde lo más llamativo es escuchar las coplas en alemán, además de disfrutar de un abanico de personajes corales en una película folclórica “made in Spain”. Penélope Cruz,como decíamos, se alzó con el Goya a la mejor interpretación femenina, un bien merecido galardón por una actuación que salva la película.

Yo, también (2009)

Lo particular de “Yo también” es que cuenta la historia del primer joven con síndrome de Down con título universitario. Lo especial es que, aun siendo ficción, su protagonista Pablo Pineda es realmente el acreedor de ese título.

Pablo, por supuesto, no es actor. O al menos no lo era, porque después de protagonizar esta excelente película junto a Lola Dueñas, se llevó el Premio al Actor Revelación en el Festival de Cine de San Sebastián. Un logro más para su laureada carrera, aunque esta vez sea en el séptimo arte.

Daniel, el personaje que encarna en la película, es un joven sevillano con síndrome de Down que comienza a trabajar en la administración pública. Desde el primer momento, entabla una sincera amistad con Laura, la cual causará un cierto impacto en el propio entorno laboral y, por supuesto, en la familiar. El problema se hace notable en el momento en que Daniel manifiesta su amor por ella, y ésta encontrará en él el afecto del que careció en toda su vida.

Se trata de una historia que podría calificarse de realista, sin cuentos de hadas, ahondando en el problema de los enfermos de Síndrome de Down y sus sentimientos, su vida, sus experiencias.

El filme, ópera prima de Álvaro Pastor y Antonio Naharro aborda este complicado tema con sutileza y elegancia, incluso con esporádicos toques de humor. El planteamiento parte desde la aceptación y el  optimismo, abriendo el camino al amor sin barreras, sin discriminación.

Turismo en Sevilla

Sevilla, situada al sur de España, cuenta con el encanto propio de ciudades con historia, con múltiples  construcciones y monumentos que ya son Patrimonio de la Humanidad.

Con un clima mediterráneo, Sevilla es una de las ciudades más calurosas de toda Europa con temperaturas medias anuales de 18,6º C, aunque en verano pueden llegar a superar los 40º C. Es por esto que la primavera es la estación más recomendable para viajar a Sevilla.

Sevilla y su cultura.

Sevilla es una ciudad donde se sienten las huellas de la cultura romana, árabe y cristiana. La Casa de la Memoria de Al-Andalus está dedicada a la comunidad musulmana que durante siglos pobló la ciudad. En la casa judía del siglo XVI, existe una biblioteca dedicada a las épocas moriscas, mozárabes y judías, donde a lo largo del año se organizan conciertos, exposiciones y recitales. Pero también puede disfrutarse el arte actual en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, considerado el más importante en su género en Andalucía. Además, en Sevilla pueden encontrarse otros muchos museos como el de Carruajes, Geología, Taurino, del Baile Flamenco o el Histórico Militar.

El monumento más famoso es, sin duda, la Giralda, aunque también cabe resaltar la Torre del Oro, cuyos orígenes –a diferencia de la primera- no son religiosos sino militares.

Espectáculos: el flamenco es uno de los espectáculos prioritarios en esta ciudad a la que tantos turistas extranjeros interesados por este tipo de baile llegan cada día. No en vano, aquí se celebra la Bienal de Flamenco. Hay además una agitada vida cultural que se trasluce en espectáculos de todo tipo, tanto teatrales, como musicales y de cine.

Fiestas de Sevilla

Las dos fiestas sevillanas que son interés turístico de prestigio internacional son la Semana Santa y la Feria de Abril.

Tanto la Semana Santa como la Feria de Abril han alcanzado fama internacional.

La primera consta de 59 hermandades que, en esos días, salen en procesión por las calles junto con las imágenes religiosas más representativas de esta época.

La feria de Abril es extremadamente alegre y siempre suele llenarse de gente venida de todas partes de España, Europa e incluso de otras partes del mundo. En un recinto ferial instalado en el barrio de Los Remedios, tanto amigos, familiares como curiosos o invitados esporádicos disfrutan de comida, bebida y bailes.

Comida sevillana.

Como muchas otras ciudades de la geografía española, Sevilla es también famosa por su gastronomía. Cabe destacar el gazpacho andaluz, un plato excelente para esos días más calurosos, así como el pescaíto frito, el cual se prepara con pescado en harina y se pasa por la sartén. Por supuesto, en cualquier bar, siempre es recomendable probar unas tapas.

Crema Catalana

Típico postre de Cataluña, la crema catalana ó crema quemada consiste en una crema pastelera cuya base es yema de huevo cubierta con una capa de azúcar caramelizado en la superfície, la cual aporta el contraste crujiente a la crema. Generalmente, suele comerse durante todo el año, aunque es costumbre en el día del padre o durante las fiestas.

Ingredientes (para 4 personas):

–         1 litro de leche

–         Huevos (4 yemas)

–         Maicena (2 cucharadas)

–         Canela en rama

–         Corteza de un limón

–         200 gramos de azúcar

Elaboración:

Su preparación es relativamente sencilla. Se comienza por calentar la leche, junto con la corteza de limón y la canela. Después se baten las yemas con el azúcar y la maicena, y se sigue batiendo mientras se vierte la leche.

La mezcla se pone al fuego, sin que hierva, hasta que se vuelva espesa. Una vez lograda esta consistencia, se reparte en cazuelas de barro y se deja que se enfríe. Como toque final, se coloca una capa de azúcar y se quema, para que quede dorado y crujiente sobre la crema.

La flaqueza del bolchevique (2003)

“La flaqueza del Bolchevique” es uno de esos filmes que se quedan grabados a pesar de su sencillez cinematográfica. Dirigida por Martín Manuel Cuenca y protagonizada por Luis Tosar nos engancha en la autenticidad de sus personajes y el naturalismo de sus escenas y nos atrapa desde un inicio volviéndonos cómplices a gusto de la trama. Basada en la novela homónima de Lorenzo Silva, la película trasciende más allá de una historia o drama de amor, convirtiéndose en una triste denuncia de la degradación de la comunicación humana en la actualidad.

Pablo López, el personaje principal que guía la trama, es un rico ejecutivo con su típica cualidad de déspota humano, ahogado en lo insípido de un devenir diario, sin rumbo, metas profesionales, ni mayores intereses en la vida, más que dejarse llevar por esa vorágine árida de trabajo. Sus relaciones con amigos y colegas se han vuelto frívolas, al punto de tratarles meramente como objetos. Sin embargo, un día Pablo descubre a María, una chica jovial de apenas 15 años, llena de frescura, con ansias de realización profesional, honestidad sexual, un alma aún no afectada por la decadencia urbana, quien le hará desde su ingenuidad adolescente resurgir la pasión de vivir.

Tras una meticulosa y detallada dirección actoral, el triunfo de “La flaqueza del Bolchevique” recae en la excelente interpretación de sus protagonistas. Primeramente el magistral actor Luis Tosar (reciente ganador del Goya al Mejor Actor por su interpretación del preso Malamadre en “Celda 211”), nos brinda una actuación rica en silencios que transmiten complejas emociones, miradas llena de matices y auténtica volubilidad del personaje.

Cabe resaltar también a la actriz María Valverde en el personaje de María, una adolescente que trasciende más allá de la clásica Lolita sensual y erótica, para desnudarnos –metafóricamente- a una colegiala contemporánea, que por encima del juego seductor con Pablo, nos descubre un alma con una gran sed de comunicación sincera y humana. Una actuación verdaderamente madura repleta de profesionalismo. María Valverde recibió el Goya como Actriz Revelación con esta obra.

Lo único que cabría considerar, algo que quizás hace decaer el valor de la película, es el abrupto final fatalista y forzado, sin que aporte sentido o trascendencia al discurso o mensaje del filme. El final se convierte irónicamente  en “la flaqueza” del Bolchevique.